Saltar al contenido
RosasEternas

Rosa Eterna Verde

Rosas verdes eternas

Si el verde es el color de la naturaleza, de la vida, de la esperanza, la entrega de una rosa verde es sin duda un símbolo de frescura y abundancia.

Por ello, cuando regalas una rosa eterna verde, haces entrega de un símbolo de equilibrio y bienestar sin fecha de caducidad, como tus sentimientos.

Catalogo de rosas eternas verdes

¿Por qué elegir una rosa verde eterna?

¿Sabes por qué elegir una rosa verde eterna y qué uso darle? ¡Hoy vamos a hablar de ello en detalle!

La rosa  verde, te vendrá muy bien una vez tengas que demostrar a otra persona tus convicciones, incluso ¡tu opinión de él o ella!

Por ejemplo, si ves que una amistad o un familiar cercano/a a ti necesita unos ánimos o si simplemente crees que ha perdido la esperanza.

La rosa verde será el elemento de apoyo que hará que vuelva a pensar en positivo, dándole muchas buenas vibraciones en aquello que por ahora no ha conseguido suerte.

Si una amistad o persona que amas ha estado también demasiado nerviosa, ¡apuesta por esta flor para darle la calma y serenidad que necesita!

Siendo la forma más ideal de hacer que sus pensamientos negativos se disipen, ¡empezando a ver un mundo de colores allá donde no contemplaban nada!

En el hogar, te gustará saber que aportará también mucha tranquilidad, siendo especial para personas que están convalecientes, para aquellos que se están recuperando de la ansiedad o para los que tienden a padecer estrés.

Además, siempre tendrás que regalar rosas verdes eternas en:

  • los comienzos de relaciones de tus hermanos, hermanas, hijos, hijas, ¡para ayudarles a que encuentren la estabilidad amorosa!
  • las personas que acaban de finalizar una relación, ¡para ayudarles a sanar sus heridas!
  • el inicio de una empresa, ya que a las personas emprendedoras las ayudará a conseguir sus objetivos y ¡a atraer la buena suerte!

La historia de la rosa verde eterna

La primera rosa verde existente en el mundo fue una mutación de la Rosa Chinensis, transportándose ésta hacia Europa por mercaderes, siendo compradas después por diversos viveros ingleses.

La rosa verde por su originalidad siempre causó mucha admiración y sorpresa, siendo la preferida de los coleccionistas de las clases medias y altas de la antigua Europa.

Las más apreciadas son las Wimbledon o las Super Green.

Simbología de las Rosas Verdes

Son reflejo de:

  • la juventud y la preservación de la misma
  • el equilibrio entre cuerpo y mente, representando la felicidad absoluta
  • la esperanza

Significado Rosa Verde

Son la muestra de un buen sentimiento de confraternidad, así como deseos de recuperación y suerte.

Las personas que las regalan desean verte bien en todo tu esplendor y que recuperes alguna cualidad que quizás habías perdido. Es hora de hacerles caso ¡y verte como una persona que «explota» al máximo todas sus cualidades positivas!

Significado número de rosas verdes

Te gustará saber el mensaje contenido en el número de rosas que te entregan. Una bonita y delicada manera de decirlo todo con flores y una mirada:

Que significa una rosa verde

  • Si te envían una única rosa, esto indicará que quieren que alcances lo mejor con un nuevo proyecto o relación. Si te la manda una persona que te ha confesado su amor, eso indicará que ¡contigo espera vivir cosas maravillosas y que ha borrado para siempre su pasado, queriendo construir contigo un mundo totalmente nuevo!

Dos rosas verdes:

  • Si ves dos rosas de este color, muestra deseos de recuperación, ¡quieren que recuperes tu alegría! Si te las envía una persona que te ama, esto mostrará que ¡tiene excelentes expectativas de como será vuestra relación, queriendo darlo todo!

Cuatro rosas verdes

  • Cuatro rosas reflejarán un amor fuerte que se está comenzando a forjar.
  • Cinco rosas es igual a decir ¡recupérate pronto, por favor!

Cinco rosas verdes

  • Seis rosas verdes indican alegría ante una relación en la que el otro (el que las regala) ¡quiere comenzar una vida nueva al 100%! Estará muy ilusionado por ti 😉

Seis rosas verdes

  • Diez rosas verdes, muestran que todos te aman muchísimo y que quieren ¡que estés totalmente feliz para ser el líder de tu vida!

Diez rosas verdes

  • Dieciocho rosas verdes querrán reflejar tu deseo de que la otra persona mantenga su alegría y juventud ¡por mucho tiempo!

Dieciocho rosas verdes

  • Cuarenta y cuatro rosas verdes muestran que ¡tu amor será puro y limpio así como que querrás ser una piña con la persona que está a tu lado!

Cuarenta rosas verdes

Combina rosas eternas verdes con otras flores

Seguro te preguntarás, ¿y qué hacer cuando quiero mezclar varias flores y entre ellas la rosa eterna verde?

¡Es muy fácil! 😀

En combinación con la Paniculata preservada podrás obtener una combinación totalmente exquisita, también agregando algunas rosas blancas.

Mostrará el cariño que te tienen, reflejando la admiración por tu carácter, natural, espontáneo ¡y es que te sentirán como una persona que siempre da lo mejor a los demás, con una sonrisa en el rostro incluso en los peores momentos de tu entorno!

Si las combinas con flores rosas y Paniculata, será el mejor regalo para las niñas y las chicas que están terminando su adolescencia, muestra la alegría por ser joven y a la vez por estar en transformación, llamando a la paz, la consolidación de metas, la buena suerte…

Si las mezclas con las rosas amarillas, será la manera de mostrar la manera más espectacular de decir que la otra persona es genial y que demuestra la mejor energía ¡siempre que está con vosotros!

En combinación con las rosas eternas naranjas, estarás demostrando a la persona que se las regalas que junto a ella la vida siempre es una sorpresa, ¡haciéndole ver que te encanta! ¡Y que siempre hay motivos para seguir así!

Diferentes tipos de rosas eternas verdes

Podrás encontrar diferentes tipos de rosas eternas verdes, ¿quieres encontrarlas todas? En su mayoría, se presentarán:

  • En forma de rosa individual

Para envolver en papel de regalo (te recomiendo los de tonos azules pasteles, el índigo o también los dorados, pudiendo irle bien también una envoltura con un papel de regalo color crema reciclado y con pétalos de rosa integrado)

Son ideales para regalar de manera individual con otro detalle (como una piedra de la suerte o un diario) o para formar ramos grandes. ¡No te lo pierdas!

Las hay tanto normales (en color verde, verde eléctrico o verde lima) como con brillo de purpurina o también en una mezcla de verde-negro.

Estas terminan siendo esenciales para las chicas más modernas y que quieren darle un tono más divertido a la decoración de los muebles modulares o también de los espacios black & white de una estancia.

  • Rosas verdes eternas en jarroncitos pequeños cuadrados bajos de cristal, conteniendo una única rosa sin tallo, pudiendo existir varios colores disponibles, como el verde lima, el verde menta o el tono arco iris (donde el verde lima será el color predominante) ¡Son súper divertidas y son geniales para decorar mesitas de cristal!
  • Rosas verdes eternas en cúpula de cristal redondeada con peluches, geniales para las relaciones de adolescentes y jóvenes en días de San Valentín
  • Rosas verdes eternas en portatartas de cristal con cúpula, siendo las ideales para colocar sobre mesas de comedor y en las cocinas.
  • Rosas verdes eternas en cofres de madera con dos ejemplares de rosa sin tallo, especiales para decorar tocadores, muebles rústicos y estanterías.
  • Rosas verdes eternas con la forma de composiciones de columnas de cristal, con corazones en la cima y lecho de flores blancas, perfectas para ser accesorios para las habitaciones.
  • en cúpula con forma de pirámide, con lechos de encajes u otras flores, siempre artesanales.

Relatos con rosas

Nos gusta asociar las rosas, símbolos del amor y la amistad, con algún relato donde las rosas son protagonistas.

Porque las rosas encierran tantos mensajes de amor y desamor, las rosas eternas son testigos perennes de los mismos, al igual que los sentimientos.

Amor de guardería con Sam y Mati

Era un caluroso día de verano y Sam estaba jugando con los accesorios de los castillos de arena. Era simplemente un niño, pero amaba escuchar atentamente a los adultos, mientras les miraba con sus ojos redondos y brillantes.

Su padre era jardinero y siempre le enseñaba el significado de cada flor: las margaritas para dar alegría, las rosas para expresar amor, los claveles para animar a alguien, las calas para representar elegancia… y aunque ¡no lo recordaba todo! le encantaba cortar y preparar ramos con él!

Una vez, mientras le ayudaba a recolectar las rosas para los ramos, pudo ver una verde que le llamaba muchísimo la atención y le preguntó a su padre que significaba, y éste le dijo que era el regalo perfecto para una chica cuando se enamorara por primera vez.

No era la primera vez que oía eso de los novios y las novias así que ¡le tomó la palabra a su padre y se hizo la promesa que a la primera niña que le gustara le regalaría esa rosa!

Así que cortó una, sin espinas, la guardó en la mochila como si fuera un tesoro y el día en el que estaba jugando con los castillos, de manera tímida se la cedió a Mati.

Mati, que estaba jugando con unas caritas le preguntó: «¿Qué era eso?» a lo que él respondió: «Un día serás mi novia» Siguiendo ella jugando… ¡tan contenta y a lo suyo! Sam, sin embargo le dejó la rosa verde a su lado, por lo que ella al final del día, la cogió con los juguetes, dejándola tirada por casa.

Cuando su mamá le preguntó que era, ella le dijo que no se acordaba (así era) y que se la había dado un amiguito de clase.

La guardería había acabado. ¡Y los dos niños no sabían si se iban a volver a ver, a pesar de que Sam se acordaba todos los días de su amiguita Mati!

Había llegado el primer día de instituto, varios (y varios) años después.

El primer día de clase Sam se había estado fijando en una chica de cabello rizado castaño y medias rosas, algo que le recordaba algo… pero que no sabía exactamente el que. En su mochila, llevaba pins de unicornios y rosas verdes… Algo que le parecía totalmente ¡original!

Así que al terminar las primeras clases, en el descanso se acercó a ella y le dijo, de manera totalmente espontánea:

-Hay algo en ti que me suena mucho, ¿nos conocemos de antes?

-Mmm…. que yo sepa no…-le contestó Mati.

A pesar de que hubo un silencio incómodo, después se pudieron hacer grandes amigos y entre confesión y confesión, Mati llegó a contarle ¡el regalo de la rosa verde que un niño le había hecho en la guardería, haciéndole recordar que ella era Mati, su Mati!

Al día siguiente, él le llevó un gran ramo de rosas verdes a casa, y le volvió a preguntar: «¿Todavía quieres ser mi novia?»

Diez años después, Mati y Sam ¡ya estaban casados y se habían establecido en un pequeño pueblo con una granja y una floristería, teniendo un niño pequeño!

Moraleja: ¡Nunca desestimes el grandioso poder de una rosa verde! 😉

Última actualización el 2021-10-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados